Abonarse a la Newsletter

Banco de Expertos UE/​UNESCO sobre la gobernanza cultural

UNESCO/UE expert facility

Con moti­vo de la 7ª Conferencia de las Partes y del Foro de la Sociedad Civil de la Convención de 2005 (París, 4 – 7 de junio de 2019), la Secretaría de la UNESCO y el emba­ja­dor de la Unión Europea ante la UNESCO pre­sen­ta­ron el pro­yec­to UE/​UNESCO de un Banco de Expertos para refor­zar los sis­te­mas de gober­nan­za cul­tu­ral en los paí­ses en vías de desa­rro­llo.

Este dis­po­si­ti­vo, crea­do en 2010 y finan­cia­do por la Unión Europea, per­si­gue un doble objetivo:
– Reforzar las capa­ci­da­des de apli­ca­ción de la con­ven­ción median­te la crea­ción de un ban­co de exper­tos en los ámbi­tos que englo­ba la con­ven­ción: las indus­trias cul­tu­ra­les y todas las polí­ti­cas y medi­das rela­ti­vas a los artis­tas, las indus­trias cul­tu­ra­les y los bie­nes y ser­vi­cios culturales.
– Apoyar la apli­ca­ción nacio­nal de la Convención de 2005 a tra­vés de la iden­ti­fi­ca­ción de lagu­nas en las polí­ti­cas del sec­tor de las indus­trias cul­tu­ra­les de los dis­tin­tos paí­ses en vías de desarrollo.

Para el perío­do 2019 – 2022, se ha selec­cio­na­do a cua­ren­ta y dos nue­vos exper­tos inter­na­cio­na­les que han insu­fla­do al Banco de Expertos una mayor diver­si­dad, tan­to des­de la pers­pec­ti­va de su expe­rien­cia como de la repre­sen­ta­ción geo­grá­fi­ca. Así, el Banco esta­rá for­ma­do por un gru­po de 26 muje­res y 16 hom­bres de 35 paí­ses, pro­ce­den­tes de sec­to­res vin­cu­la­dos a la gober­nan­za cul­tu­ral y a otros ámbi­tos, como las tec­no­lo­gías digi­ta­les, la diver­si­dad mediá­ti­ca, el comer­cio, la igual­dad entre hom­bres y muje­res, la liber­tad artís­ti­ca y la con­di­ción del artista.

Siempre y cuan­do sean bene­fi­cia­rios de la asis­ten­cia ofi­cial para el desa­rro­llo y figu­ren en la lis­ta del Comité de Ayuda al Desarrollo de la OCDE, todos los Estados Partes de la Convención de 2005 podrán optar a este dispositivo

Estos exper­tos brin­dan su expe­rien­cia y apo­yo para el apren­di­za­je entre igua­les con miras a la pre­pa­ra­ción, adap­ta­ción y/​o apli­ca­ción de mar­cos regu­la­to­rios para las indus­trias cul­tu­ra­les y crea­ti­vas; al refuer­zo de las com­pe­ten­cias y las capa­ci­da­des para con­tri­buir a la ela­bo­ra­ción y apli­ca­ción de una polí­ti­ca cul­tu­ral a lar­go pla­zo; y a la crea­ción de meca­nis­mos entre igua­les des­ti­na­dos a refor­zar las capa­ci­da­des ins­ti­tu­cio­na­les de las indus­trias cul­tu­ra­les y crea­ti­vas median­te acti­vi­da­des orga­ni­za­das en el mar­co de una coope­ra­ción Sur-Sur.

Siempre y cuan­do sean bene­fi­cia­rios de la asis­ten­cia ofi­cial para el desa­rro­llo y figu­ren en la lis­ta del Comité de Ayuda al Desarrollo de la OCDE, todos los Estados Partes de la Convención de 2005 podrán optar a este dis­po­si­ti­vo. Durante el perío­do 2010 – 2015, tre­ce paí­ses de Asia, África y América Latina dis­pu­sie­ron de acce­so al mis­mo. Georgia y Zimbabue se cuen­tan ya entre los bene­fi­cia­rios del perío­do 2019 – 2022 y, dado que no se ha fija­do un pla­zo máxi­mo, cual­quier esta­do que cum­pla los requi­si­tos podrá remi­tir su can­di­da­tu­ra a la UNESCO.

Entre los aspec­tos impor­tan­tes que con­vie­ne tener en cuen­ta, cabe rese­ñar que:
– Los pro­yec­tos pre­sen­ta­dos por los Estados Partes de la Convención deben con­tem­plar una par­ti­ci­pa­ción acti­va de la socie­dad civil;
– Puede soli­ci­tar­se una inter­ven­ción sec­to­rial –por ejem­plo, exclu­si­va­men­te en el sec­tor musi­cal– o trans­ver­sal y abar­car temas como los dere­chos de la pro­pie­dad inte­lec­tual, la con­di­ción del artis­ta o el tra­ba­jo digno en el sec­tor cultural.

La UNESCO invi­ta a las orga­ni­za­cio­nes de la socie­dad civil –inclui­dos los sin­di­ca­tos de músi­cos– a que se diri­jan a sus gobier­nos para alen­tar­los a que pre­sen­ten las can­di­da­tu­ras de sus paí­ses en el mar­co de este proyecto.

Share This